La Biodescodificación es el arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta, esencial (el resentir) asociada al síntoma que hay (la enfermedad) para descodificarla y así favorecer la curación mediante la liberación de la emoción que hay en el inconsciente y trascender dicha emoción transformándola. Enric Corbera

¿ PARA QUÉ MI BIOLOGÍA SE EXPRESA DE ESA MANERA?

Juana María Martínez Camacho

FORMACIÓN EN BIONEUROEMOCIÓN: Especialista en acompañamiento en Bioneuroemoción.

Diplomada:

CP-1 Bases de Biodescodificación por la aeBNE (Asociación Española de Bioneuroemoción)

CP-2 PNL (Programación Neurolinguistica) e Hipnosis Ericksoniana aplicadas a la Biodescodificación (Bioneuroemoción).

CP-3 Formaciones Específicas en Biodescodificación (Bioneuroemoción)

tel. 653-936-074

www.centroelim.org

Av. Sudamérica 7 (junto a Plaza Los Libertadores)

Roquetas de Mar- Almería- España

CONSULTAS PRESENCIALES Y POR SKYPE

ieBNE

jueves, 5 de septiembre de 2013

Una visión diferente de la enfermedad




  Enric Corbera dice “enfermar es posible gracias a ciertos principios biológicos”. El síntoma es la reacción de adaptación a un acontecimiento no finalizado que se fija en el tiempo.
 Podrá reproducirse lejos del trauma de partida por simple estimulación interna (pensamiento) o externa (ancla). El trauma va seguido de una amnesia post- traumática.
  El síntoma se mantiene a lo largo del tiempo gracias a la creencia limitante causante o consecuencia del choque.
En otras palabras, el problema no es la enfermedad sino aquello que la ha creado: ese acontecimiento tan chocante que hemos reprimido.

“La enfermedad del cuerpo es la traducción, por el cerebro, de un programa biológico de supervivencia vivido por la psique.”

“No es yendo hacia nuestra luz que seremos luminosos sino aceptando de sumergirnos en nuestra oscuridad”.

  Eduard Bach dijo “La enfermedad es un conflicto entre el espíritu y el alma. La curación final y total viene del interior”.

  Carl Gustav Yung decía: “Son las enfermedades las que curarán al hombre”.

  Dentro de nosotros está el médico interno. Dentro de nuestro cuerpo físico, psíquico, emocional, mental existe una gran sabiduría, en él está el origen, el significado, el mantenimiento, la curación, la prevención de todas las enfermedades, todas las preguntas y respuestas se encuentran en su interior.
Toda enfermedad comienza por un accidente, un evento preciso en el espacio y en el tiempo.

  La enfermedad es una solución perfecta del cerebro como respuesta a un conflicto biológico preciso y que pone en cuestión nuestra SUPERVIVENCIA.

  Nuestro increíble ritmo de vida nos hace olvidar que estamos programados en términos de supervivencia. Conocer las leyes de la "Nueva Medicina" del doctor R. - G. Hamer, es aprender a descodificar nuestros programas y aquellos transmitidos por nuestros ancestros.
Nuestra herencia genética condiciona nuestras reacciones de supervivencia, nuestra bio-lógica.

  “La naturaleza tiene unos programas biológicos de adaptación al medio y al estrés que éste genera al individuo”. Estos programas se activan en el cerebro, en zonas llamadas relés. Hay un mapa cerebral de todas las partes de que se compone el cerebro, relacionadas con las capas embrionarias, ectodermo, mesodermo y endodermo.
  Las descodificaciones se llevan a cabo a través del inconsciente, pues es sabido que este es atemporal y sobre todo una de sus características más importante es la no distinción entre real y virtual. Las emociones son la clave y buscamos la emoción básica que dispara estos relés y nos provoca la enfermedad.

  La descodificación biológica se apoya en la experiencia de numerosos investigadores y practicantes como por ejemplo: Marc Frèchet, Groddeck, Hamer que han podido experimentar como la enfermedad no existe como tal, sino que se trata de programas biológicos cargados de sentido.
  La enfermedad tiene pues un sentido, es un programa biológico de supervivencia para suprimir el estrés fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo.

  La descodificación biológica es aprender a encontrar el conflicto (biochoque) y tratarlo, es aprender a descodificar numerosas enfermedades físicas.

Resumen sobre la Nueva Medicina del Dr. Hamer

La Nueva Medicina
  El tema de la influencia de nuestras emociones y nuestras creencias sobre la vida en la aparición de enfermedades es algo de lo que siempre se ha hablado y que está en la sabiduría popular. Como dice mi madre "los disgustos no matan pero preparan". La "medicina alternativa" se caracteriza por asumir esto e incluso en la medicina oficial existe desde no hace mucho la impronunciable rama de la psiconeuroinmunología, pero ni una ni otra habían conseguido definir esa relación cuerpo-mente con la suficiente precisión... hasta la aparición en escena del Dr. Hamer.

  Ryke Geerd Hamer es doctor en Medicina y en Física además de contar con varias especialidades médicas entre las que destacan Pediatría, Psiquiatría, Medicina Interna y Radiología. Ha sido jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Oncológico de Munich y estaba considerado en Alemania una eminencia científica... hasta el momento en que presentó las conclusiones de sus investigaciones. Estas habían empezado en 1978 tras sufrir él mismo un cáncer de testículos tras la muerte accidental de uno de sus hijos.
  Los puntos más relevantes se resumen en las siguientes "5 leyes naturales de la Nueva Medicina", consideradas leyes porque se cumplen en todos y cada uno de los casos:

1.           Ley de hierro.
   Todo cáncer se inicia con un choque conflictual psicológico grave (desde el punto de vista subjetivo de quien lo sufre), que te pilla por sorpresa y que vives en soledad. Dicho de otra manera, si no sufres un conflicto de este estilo NO PUEDES TENER CANCER. Hay que decir también que no todos los conflictos psicológicos generan un trauma evidentemente, pero normalmente sí se manifiesta físicamente en forma de problemas más leves. Esta primera ley especifica además otros puntos importantes:
  En el momento que se produce el conflicto psicológico se produce una modificación en el campo electrofisiológico de un área cerebral concreta, llamado foco de Hamer, observable a través de un escáner cerebral (TAC). Existe una relación definida entre el tipo de conflicto psicológico sufrido y el área cerebral afectada, y entre esta y el órgano concreto donde se manifiesta el cáncer. Estas relaciones están detalladas más adelante en el texto.

 Evolución bifásica del conflicto. A partir del shock, existe una correlación entre la evolución del conflicto psicológico, la evolución del foco de Hamer y la de la enfermedad orgánica que básicamente consiste en dos fases:

  1º fase: Toda aparición de un conflicto como el mencionado es seguido por una etapa de estrés (fase activa del conflicto). En esta fase la persona muestra nerviosismo, manos frías, dificultad para dormir, tensión muscular, falta de descanso, de relajación, respiración superficial, etc. En este sentido practicar técnicas de relajación, ejercicio suave o estiramientos puede atenuar el impacto del conflicto psicológico.

  2º fase: En el momento en que se soluciona el conflicto psicológico se entra en la segunda fase (fase resolutiva o curativa del conflicto) en la que el predominio es de relajación/cansancio. Es decir EN EL MOMENTO QUE SE RESUELVE EL CONFLICTO PSICOLOGICO LA ENFERMEDAD INICIA SU PROCESO DE AUTOCURACION.
  Si el cuerpo tiene un entorno adecuado, libre de tóxicos y la suficiente energía el proceso de curación se produce solo. Cabe resaltar que muchas veces es en la 2º fase cuando se produce el diagnostico médico de identificación de enfermedad dañina, como es el caso de la leucemia o el infarto de miocardio, que si bien puede ocasionar complicaciones importantes que hay que tratar, hay que entenderlas como procesos de curación.

2. Ley de sistema ontogenético de las enfermedades.
  La manifestación de la enfermedad depende del origen embriológico del tejido afectado:
 Cuando el impacto se realiza sobre un tejido desarrollado a partir del endodermo o mesodermo embrionarios, durante la fase activa del conflicto se generan proliferación celular o tumoraciones en los órganos correspondientes mientras que en la fase de resolución del conflicto se produce detención del crecimiento, enquistación, reducción bacteriana, etc.

 Cuando el impacto se realiza sobre tejido desarrollado a partir del ectodermo, durante la fase activa durante la fase activa se generan necrosis o ulceraciones en los órganos correspondientes, mientras en la fase resolutiva hay edematización, hinchazón, crecimiento abundante, cicatrización

2.           Ley del sistema de ontogénesis de los microbios y bacterias.
 Los microbios, bacterias y virus colaboran con el organismo durante la fase de curación. Es decir, una gripe, por ejemplo es una manifestación de la resolución del conflicto psicológico:
 - Si el conflicto ha afectado a zonas del endodermo o del mesodermo, durante la fase de resolución aparecerán hongos, bacterias y virus que ayudarán a eliminar la proliferación celular o la tumoración que se produjo durante la fase activa.
 - Si el conflicto afectó al ectodermo, durante la fase de resolución aparecerán microorganismos y virus que ayudarán a restaurar las necrosis o ulceraciones producidas en la fase activa del conflicto.

3.           Ley de la Quintaesencia o comprensión del sentido de la enfermedad.
  La enfermedad es un programa biológico destinado a decirle al individuo que está viviendo una situación que no le conviene, que no ha asimilado. Las enfermedades no ocurren por casualidad, ni por caprichos del "destino".
  Si observamos lo que la enfermedad nos permite hacer, nos obliga a hacer o nos impide hacer podemos encontrar pistas del conflicto psicológico asociado.
Y lo más importante, que estos principios no se aplican sólo al cáncer, sino a TODAS LAS ENFERMEDADES, exceptuando aquellas derivadas directamente de trauma físico, envenenamiento, radiación, etc. Y aún en esas habría que no estaría de más ver los factores psicológicos que han propiciado el llegar a ponernos en una situación de peligro.

  Este modo de ver la enfermedad implica una concepción radicalmente nueva de la misma, en el ámbito académico, motivo por el que este planteamiento es ya conocido con el nombre de la Nueva Medicina.
  En una entrevista que le hacen al Dr. Salomon Sellam, formador de esta disciplina, comenta que en los fundamentos de esta nueva medicina y los descubrimientos del Dr. Hamer sobre el cáncer, se descubren las leyes biológicas, origen de la enfermedad y cómo un conflicto psicológico afecta la biología dando lugar a la enfermedad.
 Al utilizar ejemplos tomados del mundo animal y humano, destaca la importancia de la “toma de Conciencia” tanto de lo “sentido” como de nuestros mecanismos inconscientes de funcionamiento.
  Hace hincapié particular en el funcionamiento de las memorias familiares que circulan en la genealogía de cada uno de nosotros y como estas pueden influir en nuestras vidas personales y en la de nuestros descendientes.
   Estos conocimientos favorecen el despertar profundo del ser y de los otros.

  Este nueva medicina permite acceder a claves justas y eficaces para que las personas puedan darle un significado a aquello que viven en lo cotidiano, a su historia familiar, a la comprensión de los eventos que viven a lo largo de su vida, aprender lo esencial a fin de descodificar los propios eventos y comprender mejor las reacciones.



  A principios de los años 80 nace en Francia la Psicogenealogia, considerada ésta como un instrumento terapéutico que permite, a través del análisis de nuestra historia familiar, comprender mejor las raíces para darle nuevamente un sentido a la vida.
  Se interesa en tres conceptos fundamentales: el origen, la transmisión y la identidad. Es una herramienta fabulosa para encontrar las causas del malestar o bienestar. Porque en realidad, nuestra vida es como una novela y somos menos libres de lo que pensamos. Entonces, es por la toma de conciencia que actualizamos los efectos de esta genealogía, la cual nos influye a través del redescubrimiento de la historia familiar y nuestra propia historia.

  Carl Jung ya describía el inconsciente colectivo. De igual forma encontramos la memoria del inconsciente familiar. Al nacer, y aún desde el vientre de la madre, el infante recibe mensajes, a nivel de las expectativas de la familia (positivas o negativas). De esta forma, el infante se establece en el “proyecto/sentido” de sus padres. Porque no sólo hay deseos y tradiciones familiares que se transmiten, también hay lealtades familiares, todas esas “lagunas dejadas en nosotros por los secretos de otros” que pueden atormentar a varias generaciones.
 En todas las familias hay historias no muy claras, escondidas…. Y ellas influyen nuestra existencia de un inconsciente familiar que se liga a un inconsciente individual y a un inconsciente colectivo.

 Para realizar este trabajo es necesario hacer una investigación genealógica sobre nuestra historia familiar, incluyendo informaciones como: apellidos, nombres, fechas de nacimiento, matrimonio, muertes, abortos, todos los eventos importantes hasta la cuarta generación de los bisabuelos, y que nos permitirán comprender las fallas familiares.

  A través del árbol genealógico podemos obtener respuestas a nuestras preguntas.   Es un análisis de nuestra historia familiar a través del cual podremos comprender las programaciones, trampas, que fueron deslizándose desde nuestra infancia, y que hacen que frecuentemente, reproduzcamos de forma inconsciente los síntomas, las enfermedades, accidentes, problemas, expectativas, profesiones, etc., de nuestros ancestros. A través de este análisis podemos comprender el escenario en el que nos movemos, podemos colocar a cada actor en su sitio, y a partir de aquí liberarnos de la dinámica heredada de nuestros ancestros y hacer realmente nuestra vida, aquella que nos pertenece. (Pilar Galve)


Consulta y Cita Previa al tel. 653-936-074


No hay comentarios:

Publicar un comentario