La Biodescodificación es el arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta, esencial (el resentir) asociada al síntoma que hay (la enfermedad) para descodificarla y así favorecer la curación mediante la liberación de la emoción que hay en el inconsciente y trascender dicha emoción transformándola. Enric Corbera

¿ PARA QUÉ MI BIOLOGÍA SE EXPRESA DE ESA MANERA?

Juana María Martínez Camacho

FORMACIÓN EN BIONEUROEMOCIÓN: Especialista en acompañamiento en Bioneuroemoción.

Diplomada:

CP-1 Bases de Biodescodificación por la aeBNE (Asociación Española de Bioneuroemoción)

CP-2 PNL (Programación Neurolinguistica) e Hipnosis Ericksoniana aplicadas a la Biodescodificación (Bioneuroemoción).

CP-3 Formaciones Específicas en Biodescodificación (Bioneuroemoción)

tel. 653-936-074

www.centroelim.org

Av. Sudamérica 7 (junto a Plaza Los Libertadores)

Roquetas de Mar- Almería- España

CONSULTAS PRESENCIALES Y POR SKYPE

ieBNE

miércoles, 24 de abril de 2013

La Pirámide de las Necesidades Biológicas





Esquema de la pirámide: (Base: n° 0; cumbre: n°16.)
0: proyecto – sentido de la vida/ debajo del tálamo.
1: supervivencia arcaica / endodermis
2: seguridad, protección / mesodermis antigua
3: Comodidad / mesodermis antigua
4: Exploración / meso nueva; ecto.
5: Dar valor / mesodermis nueva.
6: Pertenencia / corticosuprarrenales
7: estima de sí / tálamo
8: ser reconocido / ectodermis
 9: Tener su lugar / ectodermis.
 10: consciencia del pasado / epidermis; neuronas (células estables)
11: ser oído, entendido / digestivo; salpicado
12: aceptación de lo real / salpicado
13: Estabilidad/ renal; salpicado.
14: Cambio / libertad/ respiratorio, salpicado.
15: el instante / fuera conflicto
16: Frustración imposible: fuera biología.

 Nuestra biología está marcada por un número definido de ―casillas como las cajitas de una imprenta; Caracterizan nuestra especie y nuestra función ecológica. Sólo podemos apreciar a Mozart porque tenemos orejas. En cuanto a los perros, aprecian los ultrasonidos y el ruido de las presas. Esta observación, para recalcar esta realidad biológica en referencia. Empezamos por lo biológico para ir hacía lo psicológico. La vida primero fue biológica, biológica por naturaleza, y psicológica por accidente. Por esto debemos desde el principio, apoyarnos en lo que es vivo, en el desarrollo del embrión. Estos elementos fundamentales, fundadores de nuestra identidad biológica, son los fundamentos de todas nuestras necesidades. Inspirándonos en Maslow y otros autores, podemos proponer una Pirámide de Necesidades Biológicas según las etapas del desarrollo psico – afectivo de lo vivo (endo, meso y ectodérmicas)

 0.Necesidad de ser el proyecto de alguien diferente de uno – mismo, para ser ―erecto (impulso) y sentido.

1.Necesidades arcaicas de supervivencia: de un trozo de alimento renovable, de aire,; de perennizar la especie. Necesidades endodérmicas: aparatos digestivo y respiratorio; sexual.

2.Necesidad de seguridad: de protección contra los agresores, los predadores. Se trata, para controlar las situaciones, de envolverse, coger una máscara o esconderse (cameleón) Necesidades mesodérmicas antiguas.

3.Necesidad de comodidad: de protección contra el frío, el calor, los ultravioletas; necesidad de sueño. Mesodermis antigua.

 4.Necesidad de crecer, explorar. Mesodermis nueva: los músculos; ectodermis: los órganos de los sentidos y los nervios motores.

5.Necesidad de dar valor, sentido a cada órgano físico. Mesodermis nueva: el esqueleto, los tejidos conjuntivos.

6.Necesidad de pertenencia, de inclusión en un grupo. Mesodermis nueva: las glándulas suprarrenales, los parénquimas renales.

7.Necesidad de estima de sí, por los demás y por sí - mismo. Ser amado y amarse (tálamo).

 8.Necesidad social, relacional: ser reconocido por el padre y la madre, el jefe, los clientes, los pacientes, la panadera y todo el universo… para volverse autónomo. Ectodermis: recto, epidermis, aparato digestivo; gónadas mesodérmicas. 313

9.Necesidad de tener su lugar: en un territorio de caza delimitado, respetado y un territorio sexual seguro. Ectodermis: venas, arterias coronarias, vejiga, cuello uterino, bronquios, laringe.

10.Necesidad de consciencia del pasado en sí: poder nombrar lo que se vive en sí, concienciar, llegar y por ahí curar las memorias inconscientes familiares y personales en sí. Estar salpicado.

11.Necesidad de ser oído hasta el final; en todas las emociones, de sentirse aceptado. Aparato digestivo.

12.Necesidad de olvidar lo ideal: en sí y según uno – mismo, del padre/madre ideales que nunca tendré, del jefe ideal, de la mujer ideal, de los hijos ideales que nunca tendré. Vías biliares y salpicado.

13.Necesidad de dirección, de indicadores, de espiritualidad que no cambie. Aparato urinario; los salpicados.

14.Necesidad de creación, de perpetuarse, realización de sí, de libertad, de lo desconocido, de espiritualidad que cambia. Aparatos respiratorio y sexual.

15.Necesidad de vivir el momento presente. Fuera conflicto.

16.Necesidad de ya no tener necesidad. Fuera biología.

  Cuando este conjunto de necesidades está satisfecho, ya no hay preguntas ni angustias en el sentido de la propia vida o propia misión. Si las necesidades fundamentales no están satisfechas, las demás tampoco lo estarán. Si no como, no podré satisfacer mi necesidad de mirar la película el domingo por la noche que forma parte de las necesidades más secundarias. Si el ser humano olvida su realidad biológica, su misma realidad biológica no le va a olvidar y se manifestará con esta llamada al orden que es el síntoma. Se tendrá hambre o sed si se olvida de comer o beber. Las necesidades biológicas fundamentales son comunes al hombre y al animal. Cuando se vive un drama, esto se traduce en nosotros en realidad biológica. Si estoy despedido, no hay realidad biológica ―despido, sino que hay una realidad biológica que es el miedo a morir de hambre. Puedo vivir pues este acontecimiento en un sentimiento sobre estimulador de las funciones del hígado.
                                         Christian Fleche