La Biodescodificación es el arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta, esencial (el resentir) asociada al síntoma que hay (la enfermedad) para descodificarla y así favorecer la curación mediante la liberación de la emoción que hay en el inconsciente y trascender dicha emoción transformándola. Enric Corbera

¿ PARA QUÉ MI BIOLOGÍA SE EXPRESA DE ESA MANERA?

Juana María Martínez Camacho

FORMACIÓN EN BIONEUROEMOCIÓN: Especialista en acompañamiento en Bioneuroemoción.

Diplomada:

CP-1 Bases de Biodescodificación por la aeBNE (Asociación Española de Bioneuroemoción)

CP-2 PNL (Programación Neurolinguistica) e Hipnosis Ericksoniana aplicadas a la Biodescodificación (Bioneuroemoción).

CP-3 Formaciones Específicas en Biodescodificación (Bioneuroemoción)

tel. 653-936-074

www.centroelim.org

Av. Sudamérica 7 (junto a Plaza Los Libertadores)

Roquetas de Mar- Almería- España

CONSULTAS PRESENCIALES Y POR SKYPE

ieBNE

jueves, 27 de abril de 2017

Análisis de tu árbol genealógico

                   Resultado de imagen de psicogenealogia

La psicogenealogía parte de la premisa de que determinados comportamientos inconscientes se transmiten de generación en generación e impiden a la persona vivir una vida plena, por lo que para que un individuo tome consciencia de ellos y se pueda desvincular de los mismos, es necesario que estudie su árbol genealógico. 

El objetivo del análisis transgeneracional es poder poner en nuestra consciencia la historia de la familia, comprenderla y poder ser conscientes del rol al que estamos (inconscientemente) invitados a jugar a lo largo de nuestra vida. 
De esta forma podemos resolver situaciones que han sido excluidas de la conciencia familiar. 

Al analizar el Transgeneracional, tomamos en cuenta y evaluamos el modo en que cada persona reacciona frente a los sucesos que le toca vivir en su entorno familiar, laboral, social, ya sean próximos o lejanos.

El Transgeneracional es la información que el inconsciente biológico guarda y que el clan familiar transmite de generación en generación para que un conflicto se pueda resolver en generaciones posteriores.



¿QUÉ NECESITAS PARA ARMAR EL ÁRBOL GENEALÓGICO? 


                        Resultado de imagen de psicogenealogia


* Averiguar las fechas de nacimiento y defunción hasta la 3º generación.(para comenzar vale que sea hasta la 2º generación (padres y abuelos), si te es difícil conseguir la 3º)

* Averiguar: muertes prematuras y abortos (provocados o espontáneos), aunque no se conozcan las fechas, el orden en que ocurrieron esos abortos.

* Ver los nombres propios que se repiten en el clan, las profesiones y las enfermedades.

* Averiguar si por esa época había guerra, si estuvieron en campos de concentración, ruinas económicas. 

* Buscar secretos (siempre tienen que ver con dinero y sexo). Temas de herencia, incestos, abusos sexuales, hijos ilegítimos o fuera del matrimonio, violencia, etc. 

* Repeticiones en accidentes, violaciones, duración de los matrimonios, profesiones, nº de hijos, nº de abortos.

* Fechas que coinciden con acontecimientos especiales (ej. el padre fallece el dia en que su hija se casa o da a luz…).

 * Personas que emigran a América y un nieto suyo vuelve al país de origen de ese familiar.

* Ver si coinciden los nacimientos, ej. madre e hijo con fórceps; circunstancias de fallecimiento, de un accidente o de crisis vitales. 

* Si tienes conflictos de pareja, fechas nacimiento de el/ella y fechas nacimiento y defunción, si procede, de sus padres.

 - Luego, según el caso se te pueden pedir algunos datos mas, complementarios. 



PROYECTO SENTIDO 

Resultado de imagen de proyecto sentido

Cuando un niño está en el vientre de su madre, vive los estados emocionales de ella cien por cien. Muchas vidas están condicionadas por el proyecto sentido, es liberador comprender el porqué de las dolencias, tendencias, adicciones, etc. 

El proyecto sentido se ve en muchos de los programas que luego revivimos como adultos. Abarca desde antes de la concepción, la concepción, el nacimiento y hasta aprox. los 3 años de edad.

Preguntar a mamá que “pasaba por la cabeza de ellos” antes de concebirte, porqué te concibieron, si fuiste deseado, buscado, o si fuiste un accidente, o un hijo para sustituir a otro (aborto), si querían una niña o un niño, cómo se siente la madre en las relaciones sexuales, cómo la relación con tu padre…. 

Averiguar el estado emocional de mamá durante el embarazo y unos meses antes y después, cuál era la situación familiar…. 

Datos como: vuelta del cordón umbilical, diabetes en el embarazo, hipertensión en el embarazo, desprendimiento de placenta, anemia, nacimiento prematuro, uso de incubadoras, hemorroides, incompatibilidad sanguínea. Parto natural, por cesárea.

El contexto económico, político, social. 



                                     Imagen relacionada


CONSULTAS PRESENCIALES  -  CONSULTAS ONLINE -  CURSOS


Para informacion y consulta a:

juani593@hotmail.com

653-936-074

www.centroelim.org


La Descodificación del síntoma

                           Resultado de imagen de descodificar el sintoma

Tenemos la creencia culturalmente que la enfermedad es algo “malo” a lo que hay que temer y erradicar, cuando se trata simplemente de una respuesta que el cerebro da para la supervivencia del individuo, de su clan y de la especie.
 Se trata de un cambio de paradigma, de visión; comprender la enfermedad de esta manera, y saber que hay una serie de leyes que hasta hace poco eran desconocidas, nos da la posibilidad de mejorar en cualquier proceso de enfermedad e incluso sanarnos.

El comprender el funcionamiento y los fundamentos de esta visión científica, es primordial para que la persona cambie su visión acerca de la enfermedad, comprendiendo que la dolencia no es una desgracia, algo negativo, sino más bien que se trata de una solución de supervivencia que da su cerebro, y que puede eliminarse si desaparece el conflicto que la originó, se trata de hacerlo consciente y cambiarlo para que el estrés psíquico desaparezca.

Todo conflicto emocional tiene su origen en una necesidad básica que no ha sido satisfecha, ya sea de alimentación, de reproducción, de no haber podido defender el territorio, una necesidad de valorización, o necesidad de comunicación, de identidad y de pertenencia.

Estos conflictos biológicos son arcaicos, básicos y se corresponden a nuestras 4 necesidades básicas biológicas:

  •          sobrevivir (comer, respirar, eliminar, reproducirse),
  •          protegerse (tener cobijo, abrigo),
  •          desplazarse (movilizarse para satisfacer las necesidades)
  •          comunicarse (relacionarse con otros seres).


Estas conductas han ido desarrollando los seres vivos en la antigüedad, servían para sobrevivir, y en la actualidad, se activan en las situaciones estresantes que atravesamos cuando tenemos conflictos que no podemos resolver.

Cuando pasamos por una situación que emocionalmente no pudimos resolver dentro de un plazo razonable para las leyes naturales, esta emoción queda en nuestro inconsciente; puede tratarse de una pérdida inesperada, una separación afectiva, la muerte de alguien querido, un diagnóstico terminal, un accidente, una quiebra económica, una situación ofensiva inesperada, un despido del trabajo, etc.

El no encontrarle una solución a este conflicto, hace que el cerebro tome el mando y lo resuelva ejecutando programas biológicos de supervivencia, que la propia naturaleza diseña de manera inteligente desde hace millones de años para este tipo de necesidad, esta inteligencia biológica la compartimos con los animales: la necesidad de alimentarse puede ser real o puede ser simbólica, de la misma manera la necesidad de contacto, de desplazarse, de explorar, de relacionarse, también puede ser real o simbólica, entonces, si no consigo satisfacer esa necesidad (alimento, relación, cobijo, desplazamiento, etc.), la solución es el síntoma, la enfermedad, es la manera que tiene el cerebro de satisfacerla, ya sea por falta o por exceso, el cerebro no puede estar mucho tiempo en estrés, porque supone un gran gasto de energía; cuando no hay una solución externa a esa necesidad, entonces el cerebro dispara una solución interna.

Identificando cual es nuestro conflicto biológico, podemos resolverlo y deducir conscientemente qué necesidad tenemos que satisfacer, ya sea emocional o física. El cerebro no distingue entre lo real y lo imaginario, por ejemplo si como un alimento y me intoxico, la solución biológica será generar más ácido de lo normal en el estómago porque entonces de esta manera, se optimiza la función de digerir, de la misma manera, si alguien me insulta, o me dice algo desagradable, la solución biológica será exactamente la misma, más ácido de lo normal para “digerir” ese “alimento indigesto”, siempre depende de cómo yo viva emocionalmente el conflicto, de la interpretación que le de a lo que me pasa y la carga emocional que se movilice.

Cada parte del cuerpo busca satisfacer su función; alimentarse, oxigenarse, eliminar, reproducirse, procesar líquidos, protegerse, comunicarse, etc. Si por ejemplo quieres comer realmente y no puedes en un tiempo determinado se produce un bioshock. Si tenemos miedo de no poder alimentarnos o alimentar, y no encontramos una solución a ese miedo, se producirá el mismo bioshock.

Ante ese shock que genera un conflicto de estrés donde no se encuentra aparentemente una solución inmediata, el cerebro dará la orden de hacer un síntoma, como solución y autocuración involuntaria del conflicto.

Con lo cual, es importante preguntarse y tomar consciencia, ante una enfermedad o síntoma:


  • ¿Para qué mi biología se expresa con este síntoma? ¿qué mensaje me está dando mi cuerpo con este síntoma?
  • ¿Qué conflicto psicológico (que pensamientos recurrentes, como lo interpreto..) desencadenó la enfermedad?
  • ¿Qué necesidad no fue cubierta?
  • ¿Cómo hacer para desactivarlo, que tengo que hacer o dejar de hacer para resolverlo?
  • ¿Qué me impide hacer la enfermedad y qué me obliga a hacer?
  • Tomar conciencia de ¿qué beneficios obtengo gracias a esta enfermedad?
  • ¿Qué cambió en mí y en mi entorno, a partir de la enfermedad?

El programa biológico de una enfermedad determinada puede incluso provenir de un conflicto no resuelto en el árbol genealógico del individuo, especialmente cuando una persona expresa una enfermedad antes de los siete años de vida, pues los conflictos no resueltos por los ancestros, van pasando como información a través de la genética, hasta que alguien los resuelva. Y una tercer manera de programar la enfermedad, es en el vientre materno, y lo abordamos como Proyecto Sentido.


Algunas dudas que puedes tener:

 ¿Hay una cantidad de consultas a hacer?

En ocasiones, con una sola consulta se resuelve el conflicto y se desprograma tomando consciencia del mismo. Si es así, conviene hacer una segunda consulta de seguimiento, después de los 40 días de la primera.. Sin embargo, hay patologías que requieren más de una consulta.
En general con unas pocas consultas se resuelve el síntoma, depende de cada caso.


 ¿Esta terapéutica, tiene efectos secundarios?

La bioneuroemoción no tiene efectos secundarios, se trata de investigar que vivencia ocasionó el estrés en el paciente, y averiguar cuál es el conflicto que lo programó.
Lo que podría suceder es no encontrar el conflicto y que quede la dolencia sin resolver, como antes de la consulta. Es importante que la persona se comprometa con su proceso de autoconocimiento, este dispuesto y abierto, para poder acceder a la sanación, se trata de un cambio de visión, de paradigma, ya que como se dijo antes, la enfermedad es una solución de adaptación a un conflicto, no un problema.


¿Qué enfermedades o síntomas se pueden biodescodificar?

 Es conveniente tener un diagnóstico médico, para poder investigar con mayor precisión. En principio se puede descodificar cualquier enfermedad, alergias, hipertensión, migrañas, pólipos, problemas renales, tendinitis, etc., la excepción son casos psiquiátricos, donde conviene que quien descodifique sea un médico psiquiatra formado en Bioneuroemocion.


¿Influye si crees o no en la terapia?

La bioneuroemocion, se apoya en bases científicas, lleva varios años de investigación y desarrollo. Como en cualquier terapia, la predisposición del paciente, y su grado de confianza, ayuda a que sea más fácil encontrar el conflicto.


¿Hay que suspender los tratamientos farmacológicos o de medicina natural?


No es necesario abandonar un tratamiento si la persona quiere continuar con el, en bioneuroemocion lo que se investiga es que sentido biológico tiene la enfermedad/síntoma de la persona y como funciona psicoemocionalmente.


domingo, 9 de abril de 2017

El nacimiento



Durante los nueve meses de mi gestación, cuando sólo era un feto, todos  mis sentidos ya estaban despiertos y tuve conocimiento de todo lo que mi madre, mi padre y la gente alrededor mío pudieron verbalizar.
Del mismo modo, podía sentir las emociones, los “estados de ánimo” de éstos, en particular mi madre con la cual entretenía lazos privilegiados e intensos.
El modo en que puedo haber interpretado lo que oí o sentí durante este período tendrá una repercusión sobre mis comportamientos en el porvenir.

Por ejemplo, puedo haber tenido la sensación de que “hice padecer a mamá” durante el parto cuando, frecuentemente, ella misma contribuyó a aumentar el nivel de dolor por su ansiedad, sus miedos y también por el hecho que revivía inconscientemente su propio nacimiento el cual pudo haber sido muy doloroso.

Pude interpretar también que a causa de mí, casi se murió mi madre. Entonces arrastraré toda mi vida este sentimiento de culpabilidad “de haber hecho daño a mamá” y lo volveré a vivir de cara a otras personas.

Además, el modo en que se desarrolló mi nacimiento o los medios utilizados para facilitar éste influenciarán también comportamientos que reproduzco en mi vida de cada día y que hacen precisamente referencia al modo en que se produjo mi nacimiento.

A continuación, algunas situaciones más frecuentemente encontradas:

Si nací prematuramente, frecuentemente manifestaré impaciencia: quiero haber terminado una tarea antes de haberla empezado.

Además si estuve colocado en incubadora durante cierto período de tiempo, frecuentemente volveré a vivir la misma soledad profunda y una sensación de vivir impotencia frente a ciertas situaciones o ciertas personas, lo cual me lleva a aislarme y a tener un nivel de energía muy bajo.
Puedo vivir un sentimiento de rechazo intenso por el hecho que tuve la sensación que mi madre me dejó después de mi nacimiento.

Al contrario, si nací con retraso, voy a tener dificultad en ser puntual y  a entregar los trabajos a tiempo. Tomo mi tiempo y me siento frecuentemente desbordado en las cosas por hacer.
También me gusta que las cosas estén hechas a mi modo. Podré demostrar agresividad frente a las personas que quieren hacerme sentir culpable de mis retrasos, porque tendré la sensación que estoy retrasado debido a acontecimientos exteriores.

Un nacimiento que debe estar provocado frecuentemente significa que no estaba listo para nacer; entonces puedo vivir muchas frustraciones que me acompañarán a lo largo de mi vida. También puedo desarrollar una desconfianza para con mi entorno.

Si mi madre necesitó una anestesia para ponerme al mundo, puedo tener tendencia a dormirme en cualquier momento y “anestesio” la realidad, no percibo claramente e interpreto los sucesos a mi modo, según los miedos que entretengo.

Si me encuentro con el cordón umbilical alrededor del cuello, me siento “ahogado” por la gente o las situaciones. Puedo ser más frágil a nivel de garganta, tengo dificultad en expresarme, en comunicar simple y afirmativamente. Tengo tendencia a sentirme “cogido a la garganta”.
Patrick Drouot mencionó en uno de sus libros que un fuerte porcentaje ( más del 60%) de personas nacidas con el cordón umbilical alrededor del cuello tuvieron consciencia durante regresiones que en una u otra de sus vidas pasadas habían sido colgadas.

Si nací por cesárea, generalmente tengo dificultad en llevar mis proyectos a término; un esfuerzo prolongado y constante me es difícil. El desánimo me invade fácilmente. También puede que tenga la sensación de que la vida o la gente me tratan injustamente o, si se quiere, que no tengo el justo pago por los esfuerzos que cumplo para realizar una tarea. “Devolved a Cesar lo que es de Cesar!”

Si nací por el asiento, frecuentemente vivo culpabilidad, en particular porque tengo la sensación de hacer padecer a la gente alrededor mío. Retengo mucho y tengo dificultad en soltar y hacer confianza. Entonces vivo mucha tensión interior.
Todo lo que vivo es difícil y parece durar una eternidad.
También podré tener la sensación de sentirme limitado en mis acciones y en mis proyectos.
Es como si la gente y las circunstancias de la vida se las ingeniaran para que ceda en nuevas acciones que quiero emprender.

Si la utilización de forceps se reveló necesaria, éstos tomando y protegiendo mi cabeza para facilitar mi expulsión durante mi nacimiento, puede que padezca dolores de cabeza, dolores en el cráneo y tenga la sensación de encontrar muchas dificultades en mi vida, en particular al principio de un proyecto o de una nueva relación.
Tendré la sensación de que deberé “aguantar” las circunstancias que se presentan para llevar a bien mi nuevo proyecto o mi nueva relación.

Nacimiento de nalgas, muestro mi identidad sexual al mundo


Puedo preguntar a mis padres los detalles de mi nacimiento. El mero hecho de tomar consciencia de la dificultades vividas en ese momento me ayudará a comprender y a cambiar los comportamientos que derivan de él y pueden disgustarme.

 


PARTO

El parto es quizás una de las experiencias de transición más traumatizantes que exista para el niño que nace. Es un fenómeno natural; yo, como mujer, entrego al niño a quien llevo.
Los dolores del parto pueden estar conectados a diversos miedos, sobre todo los de sufrir y de dar a luz, al dolor acumulado con relación a mi propio niño interior.
Las dolencias o los sufrimientos también pueden proceder del hecho que el niño que va a nacer  me recordará constantemente la realidad y la responsabilidad que quiero tener con relación a mi niño interior.
Puedo alimentar inquietudes frente a esta parte mía compuesta de mi carne y de mi sangre de quien tomo la responsabilidad.

En esta situación, como en muchas otras, el parto trae diversas creencias más
o menos fundadas, por ejemplo, el que hay que sufrir para parir.
Lo cual no necesariamente es verdad, sobre todo en los planos de consciencia superiores. Los dolores pueden más bien traer en mí, sobre todo inconscientemente, el recuerdo doloroso de haber pasado del mundo de la luz al mundo más limitativo de la materia en un cuerpo físico.

Varias preguntas pueden brotar también:
¿Qué pasará después del nacimiento de este hijo?
¿Seguiré siendo tan deseable para mi cónyuge?
¿Soy una buena madre?
¿Tiene mi hijo todo lo que necesita?
¿Es posible que no desee dar a luz porque estoy en un estado de felicidad, amada y más mimada por mi cónyuge?

De cualquier modo, dar a luz es una experiencia formidable.
Permite mostrar realmente mi habilidad a enfrentarme a los momentos de  Transición y cambios futuros. Tengo fe sabiendo que tengo toda la fuerza y la
energía necesarias para traer mi hijo al mundo y cuidarme de él adecuadamente.


El aborto espontáneo es un paro del embarazo antes del día 180 (6,5 meses aproximadamente) de gestación.
En general, se hablará de aborto en el caso de interrupción voluntaria del embarazo
Cuando el aborto es espontáneo, es decir cuando se trata de la pérdida no provocada del feto, se hablará entonces de aborto espontáneo.
Cuando tengo un aborto espontáneo, me pregunto para saber quien deseaba un hijo, yo o mi cónyuge. Inconscientemente, tengo miedo que el niño a nacer cambie mi vida de pareja, mi trabajo, mis costumbres.
Temo no poseer las cualidades necesarias para ser una buena madre y esto puede remontar a momentos vividos en mi propia infancia.

Puede también que el alma que debía encarnarse haya cambiado de idea. Entonces debo quedarme abierta al nivel corazón y poner en marcha las energías necesarias para resolver esta situación “inmadura”; sino, los embarazos futuros corren el riesgo de ser complejos e incompletos.

Amor, responsabilidad y respeto mutuo de los cónyuges (si se da el caso) son los sentimientos esenciales que deben manifestarse si quiero que mi hijo llegue a término.


Un parto prematuro es el que tiene lugar entre la semana veintinueve y treinta y ocho de la ausencia de las reglas.
Cuando sucede éste, puede que no me sienta suficiente madura para llevar a este hijo a término y que desee de un modo no consciente, librarme de él antes que llegue a término.
Puede que quiera   rechazar” inconscientemente a este hijo, igual que yo misma puedo sentirme rechazada a veces.
La angustia, incluso inconsciente, de tener que asumir una responsabilidad para la cual no estoy lista, o el hecho de no  sentirme preparada, puede hacerme “desear ardientemente dar a luz lo antes posible” para acabar con esta angustia de la espera.
De todos modos, que quiero terminar con esta angustia o que reniegue de este hijo, este estado de consciencia se niega conscientemente.

 Me imagino el guión, yo, una mujer que renegase conscientemente a mi hijo? Es posible, pero esta situación se transforma la mayoría del tiempo en rechazo inconsciente de esta maravillosa experiencia.
De cualquier modo, acepto  que todo sucedió para lo mejor, para mí y para el niño por nacer.