La Biodescodificación es el arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta, esencial (el resentir) asociada al síntoma que hay (la enfermedad) para descodificarla y así favorecer la curación mediante la liberación de la emoción que hay en el inconsciente y trascender dicha emoción transformándola. Enric Corbera

¿ PARA QUÉ MI BIOLOGÍA SE EXPRESA DE ESA MANERA?

Juana María Martínez Camacho

FORMACIÓN EN BIONEUROEMOCIÓN: Especialista en acompañamiento en Bioneuroemoción.

Diplomada:

CP-1 Bases de Biodescodificación por la aeBNE (Asociación Española de Bioneuroemoción)

CP-2 PNL (Programación Neurolinguistica) e Hipnosis Ericksoniana aplicadas a la Biodescodificación (Bioneuroemoción).

CP-3 Formaciones Específicas en Biodescodificación (Bioneuroemoción)

tel. 653-936-074

www.centroelim.org

Av. Sudamérica 7 (junto a Plaza Los Libertadores)

Roquetas de Mar- Almería- España

CONSULTAS PRESENCIALES Y POR SKYPE

ieBNE

martes, 18 de diciembre de 2012

Neuroplasticidad Cerebral



 La programación que se forma por pensamientos, comportamientos negativos, etc. (ver entrada sobre PNEI), puede cambiarse.
  Las neurociencias han dado origen al concepto de neuroplasticidad, que no es otra cosa (según comenta Stella Maris Maruso, en su libro El Laboratorio del Alma) que la habilidad natural del cerebro para formar nuevas conexiones.
  Tenemos el poder de desconectar y reconectar nuestras neuronas, desarticular y formar nuevas redes de pensamiento. Vimos cómo nos hacemos adictos a nuestros estados emocionales, pero, la buena noticia es que, también podemos generar nuevos receptores de los péptidos que se correspondan a estados emocionales saludables, creando nuevas redes neuronales con sólo enfocar nuestra atención en un pensamiento.
  En cada nueva experiencia, una nueva conexión sináptica se establece en nuestro cerebro con cada sensación, visión o sentimiento nunca antes explorado. Se crea una nueva conexión entre dos de las más de cien millones de células cerebrales. Si la experiencia se repite en un lapso relativamente corto, se fortalece, si no lo hace en un largo período, la conexión se debilita o se pierde.

  Esta plasticidad del cerebro, o sea, la capacidad de cambiar su forma física, constituye una de las propiedades más asombrosas en el campo de la neurobiología.

  Las emociones y los recuerdos, ya están codificados en redes neuronales y éstas conectadas al hipotálamo. Podemos salir de este circuito, lo que tenemos que hacer es activar nuevas redes y los químicos, comenzarán a fluir internamente logrando el cambio que elegimos realizar.
                           Somos lo que pensamos y sentimos.


  Los tres últimos descubrimientos de las neurociencias, cambiarán la forma de entender la naturaleza humana:

* La innovación y el enriquecimiento de nuestra experiencia de vida, junto con el ejercicio físico, pueden activar la neurogénesis a lo largo de nuestra vida, es decir, el crecimiento y el desarrollo del cerebro.

* Tales experiencias pueden monitorizar la expresión del gen (en minutos) en toda la extensión de nuestro cerebro y nuestro cuerpo para encauzar el crecimiento, desarrollo y curación de maneras, que, en el pasado, sólo se consideraban como milagros.


* El tercer descubrimiento, aparece como resultado de los dos primeros.
Cada vez que evocamos, que recordamos algo significativo de nuestra memoria, la naturaleza nos abre la posibilidad de reconstruirlo en un espacio genómico-molecular dentro de nuestro cerebro.


  Estamos continuamente comprometidos en un proceso de creación y reconstitución de la estructura de nuestro cerebro y cuerpo, en todos los niveles, desde la mente hasta el gen.

Todo lo dicho, contribuye a un cambio de paradigma también en la medicina.


Redes 1 de 3 videos


No hay comentarios:

Publicar un comentario